miércoles, 22 de abril de 2015

EL DÍA DE LA TIERRA DESDE EL MAR

El día de la Tierra dos de los participantes en esta Volvo Ocean Race a bordo del SCA y ALVIMEDICA, nos hacen una reflexión sobre el estado de los océanos.


CORINNA HALLORAN.  OBR del Team SCA

En los últimos meses y semanas el Team SCA ha navegado a través de cinco de los mayores océanos de la tierra. De hecho, estamos cerca del océano en el que empezamos en Octubre. Y si hay algo que es más que evidente de nuestra circunnavegación, es que nuestros océanos necesitan de nuestra ayuda.
En la tercera etapa nos quedamos alucinadas por la cantidad de basura que flotaba en el agua. En el Team SCA, todas venimos de partes diferentes del mundo y tenemos programas de reciclaje bien establecidos. Sin embargo, mientras atravesábamos el estrecho de Malaca era evidente que nuestros avanzados programas de reciclaje no son internacionales.
Es difícil comprender porque hay tanta basura en el agua. ¿A caso es que la gente no entiende que su basura tiene que ir a parar a alguna parte? ¿A caso no se evapora o desaparece en el aire? Desafortunadamente no, y muy a menudo termina en el mar.
Hoy es el Día de la Tierra, y es momento de empezar a pensar constructivamente y a nivel internacional qué podemos hacer con el estado de nuestro océanos. Los océanos no son sacos de basura, y en ellos hay organismos vivos que poco a poco están siendo perjudicados con plásticos, aceites y Poliestireno. El hecho de que no podamos ver la basura aquí, no significa que podamos seguir tirándola en alta mar.
Aquí fuera, el estado del mar afecta drásticamente la Volvo Ocean Race y al Team SCA. Con océanos contaminados, el hielo derritiéndose y el cambio térmico constante de la tierra hacen que los patrones de viento oceánico sean más difícilmente entendidos. Sin predicciones correctas, la competición sufre.
Así que por favor tómate un momento para pensar donde termina la basura que deshechas, y entender que el reciclaje y la concienciación son esenciales para mantener un buen futuro en esta hermosa tierra.



CHARLIE ENRIGHT. Skipper del Team Alvimedica.

Ah, el Día de la Tierra...
Tierra, globo, mundo, planeta… Para mí todas estas palabras adquieren otra connotación cuando tratas de definirlas navegando alrededor de cada pequeña parte.
Durante el año pasado he visto más de la tierra que en mis pasados 29 años. Es un sitio alucinante y depende de nosotros que así siga. Hemos navegado a través de la inmensidad del Océano Austral, por la costa virgen de Nueva Zelanda y alrededor del Cabo de Buena Esperanza, algunos de los lugares más aislados del mundo. Son estos lugares, los menos afectados por la humanidad y los desechos marinos que hacen que permanezcan al más estilo natural y pintoresco.
También hemos navegado por una de las partes más afectadas de la tierra, el Estrecho de Malacca, el Golfo de Omán, el Mar del Sur de China… Estos son mares rodeados de densas poblaciones humanas donde sufren más los desechos, hasta el punto en que teníamos que revisar los timones muchas veces al día como si fuese algo habitual.

Navegar alrededor del mundo te ubica en un grupo único, te da la perspectiva sobre lo que realmente está pasando ahí fuera. Aunque nada de eso importa si no corres la voz.

martes, 14 de abril de 2015

DIA DE LA SOBERBIA HUMANA

Quizá haya quien diga que hoy es el día de Las Américas o el día de la 2ª República española, pero creo que sería más adecuado dedicarle este día a la soberbia humana, ya que un 14 de abril de 1912 fue el día en que se fue a pique una gran obra de la ingeniería, paradigma del progreso, que se decía inhundible, ocasionando la muerte a 1.512 personas.
«Titanic Original Plans» de Mr Aquitania - Trabajo propio. Disponible bajo la licencia CC BY-SA 3.0 vía Wikimedia Commons - http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Titanic_Original_Plans.jpg#/media/File:Titanic_Original_Plans.jpg

El RMS TITANIC era el barco más grande, el más lujoso, el más rápido construido por el Hombre y además la prensa del momento lo calificó como insumergible…

Algo se aprendió del suceso, pero no en lo esencial, pues sigue, sino aumenta, la prepotencia del pensamiento humano creyéndose la leche en verso del universo…
No sólo no dejaron de construirse ratoneras de semejante tamaño, sino que  siguieron aumentando hasta hacer que las de antaño parezcan ridículas comparadas con las que se construyen hoy día. Ya sean barcos, edificios o aviones…


Y es que los seres humanos somos “mu tooontos” y además nos regocijamos de ello.

domingo, 12 de abril de 2015

lunes, 6 de abril de 2015

BRAVO!!!

Abu Dhabi  ha ganado la 5ª etapa de la Volvo Ocean Race, la segunda ya, sólo cinco millas por delante del Mapfre, que ha entrado segundo.

Es increíble! En la etapa más larga, en la que ya tuvieron julepe desde la primera semana, pasando Hornos en malas condiciones y remontando el Atlántico sur casi en peores, llegaron los cuatro primeros en menos de 60 minutos… Eso es ir muy apretao!
Según palabras de Xavi Fernández: “cuando creías que te ibas a matar, el barco de al lado iba más rápido y había que apretar más”. Una locura! Qué estrés!

Muy buena regata del Abu Dhabi de Ian Walker, con Chuny a bordo, que han sabido apretar y levantar el pie cuando fue necesario, así como aguantar el ataque del Mapfre en las últimas millas.
Muy bien también para la tripulación del Mapfre y para Iker Martínez que ha mantenido bien el listón que dejó Xavi, en una etapa que antes era la que más puntuaba y que no en vano ha sido en la primera que han sufrido condiciones duras de verdad. Considero que es más justo el sistema de puntuación antiguo, aunque con el nuevo la competición está más abierta.

Enhorabuena pues a los premiados y ahora a descansar.

miércoles, 1 de abril de 2015

LA ALEGRÍA DE DOBLAR CABO DE HORNOS

Recientemente pasaron el cabo de cabos los participantes de la Barcelona World Race y de la Volvo Ocean Race (Menos el barco chino Dongfeng que rompió el mástil pocas millas antes).

Cabo mítico desde los inicios de la navegación a vela, sigue sumando con cuenta gotas el número de “caphorniers” gracias a las grandes regatas oceánicas, aún así muchísimos menos de los que han ascendido al Everest.
 
Por su leyenda, por sus peculiares circunstancias y porque, pasando en su sentido natural (de oeste a este), significa abandonar las duras condiciones del gran sur, supone gran alegría y celebración para los navegantes que rara es la vez que dejan de retratarse a su paso y seguir la tradición de fumarse un puro y dar un trago de güisqui o ron, ofreciéndole otro a Neptuno.

 Después, y siguiendo también la tradición, podrán orinar a barlovento y colocarse un aro en la oreja (los otros dos aros se ganan al paso de los cabos de Buena Esperanza y Leewin).
Aún así, desmitificándolo un poco, según palabras de un navegante que lo ha pasado cinco veces (hubieran sido seis si en la edición que fue patrón del Delta Lloyd no hubieran roto el barco), Chuny Bermúdez de Castro: “A veces es más difícil pasar Finisterre que el Cabo de Hornos”.